Inicio  |   Agregar a favoritos  |   Mail  |  Lunes 28 de Julio de 2014
 
 
 
 
 





Preparacion Fisica en el Tenis Infantil
11.05.06

 

Preparacion Fisica en el Tenis Infantil

Por el Profesor Manuel Denis, Preparador Fisico de Tenis del Este

Actualmente, el deporte de competición ha cambiado radicalmente. Lejos quedan los años en los que la actividad del jugador profesional se limitaba a entrenamientos técnicos-tácticos y a la disputa de partidos. El cambio que ha sufrido el tenis en estos últimos años, ha obligado al tenista profesional a convertirse en un atleta completo.

 

 Por su parte el niño presenta características psicológicas y estructurales totalmente distintas a las del deportista adulto. Pese a esto en muchas ocasiones nos obstinamos en entender el entrenamiento de los niños como una copia reducida del entrenamiento realizado por los más mayores. Nada más lejos de la realidad. Debemos entenderlo como una parte del entrenamiento con características propias. Por tanto, de nada nos servirá repetir aquellos ejercicios que tantas veces hemos visto realizar a nuestros deportistas de nivel mas avanzado.

 Del entrenamiento con niños deben definirse una serie de principios generales que puedan servirnos como punto de partida para estructurar el trabajo diario.

 

 Resultados a largo plazo: el entrenamiento con niños ha de ser un medio y nunca un fin en si mismo. El entrenador debe desarrollar un trabajo completo y equilibrado que de sus frutos en edades mas avanzadas. Es normal ver niños con resultados satisfactorios en categorías inferiores y que luego han fracasado en categorías superiores debido a una mala planificación. Si queremos que nuestros hijos disfruten de la practica del tenis no debemos quemar etapas de trabajo a cambio de un rendimiento precoz. La aplicación de este tipo de trabajo no significa que el niño no valla a obtener buenos resultados en periodos de tiempo mas corto, sino que estos resultados se convierten en un objetivo secundario.

 

 Desarrollo armónico de cualidades: Debe buscarse en todo momento un desarrollo armónico y equilibrado del niño. El objetivo es una formación integral desde todos los puntos de vista: físico, psicológico y social. Antes de crear deportistas de alto nivel debemos crear personas. De nada sirve tener jugadores de técnica depurada si luego no saben soportar la presión.

 

 Trabajo cuantitativo: De loas parámetros utilizados para valorar la carga de entrenamiento podemos encontrar el volumen, la intensidad o la orientación del trabajo:

 Volumen: Se refiere básicamente a la cantidad de trabajo realizado. Se expresa normalmente en kilómetros, kilogramos, tiempo de trabajo repeticiones, etc.

 Intensidad: se basa en aspectos cualitativos. Se define básicamente como el tanto por ciento de implicación que supone una actividad en relación al 100 por ciento en esa misma actividad.

 Orientación del trabajo: Cada tarea posee un grado de parecido mayor o menor en relación a la actividad competitiva. En función de ese parecido diremos que la tarea es más o menos específica. La especificad es un aspecto básico en el entrenamiento ya que mejora la actividad practicada. El problema radica en que la aplicación de esta especificidad puede comportar sobrecargas en el aparato locomotor, y que esta mejora estará limitada por la capacidad de adaptación del organismo del atleta.

 

 La orientación del trabajo en edad infantil debe ir orientada a la búsqueda de un trabajo predominantemente cuantitativo. Un abuso de la intensidad en estas edades podría comportar problemas de sobrecarga y lesiones en un aparato locomotor que todavía esta en crecimiento.

 

 Organización de contenidos en función de las fases sensibles: Las fases sensibles son periodos de tiempo particularmente propicios para trabajar determinadas cualidades obteniendo una mejora mayor que la que se alcanzaría con una igual carga de trabajo en otro periodo. El organismo del niño experimenta continuos cambios metabólicos, hormonales y estructurales que pueden ser aprovechados por el entrenador para lograr mejoras con un trabajo menor.

 

 Diversidad de los métodos: El entrenador debe evitar la monotonía de los métodos de trabajo. Es vital que el niño disfrute de su practica deportiva ya que la repetición sistemática podría generar aburrimiento y abandono en etapas posteriores. La repetición de métodos de trabajo puede llevar una sobrecarga en el aparato locomotor y la utilización de la diversidad reparte la sobrecarga del entrenamiento entre distintas estructuras corporales. A todo esto debe añadirse la riqueza motriz que supone la variabilidad en los entrenamientos.







TENIS DEL ESTE | Marne y Marsella | Tel. (+598) 42 485300 | Cel. 094.385740 | info@tenisdeleste.com | Punta del Este - Uruguay
Sitio desarrollado por AYRMIX